Inicio » Prensa

Prensa

La romería de la Virgen de Luna se presenta con récord de carrozas

El Día de Córdoba.

El Ayuntamiento de Pozoblanco y la Cofradía de la Virgen de Luna han presentado la programación de la edición 2020 de la romería y fiestas en honor a la patrona del municipio , una romería que este año contará con un récord de participación de carrozas, tal y como ha informado el concejal de Turismo y Festejos, Eduardo Lucena, quien ha detallado que serán 76 las que tendrán su lugar asignado en el santuario de La Jara y que recibirán una cesta de productos gastronómicos típicos de la zona.

El Ayuntamiento de Pozoblanco coordina el plan de seguridad para la romería de la Virgen de Luna
El concejal también ha explicado que aquellas personas que decidan ir andando hacia la ermita, podrán disfrutar de una visita digital guiada a través de lector QR instalado en el móvil que irá informando de los puntos clave del camino que vayan recorriendo.

Mientras, el alcalde de Pozoblanco, Santiago Cabello, ha expresado que desde el Ayuntamiento se ha elaborado una programación respetando la tradición y adaptándola a los nuevos tiempos, con los niños y mayores como protagonistas con el objetivo de mantener vivas las tradiciones del municipio.

Desde la cofradía, tanto el capitán, Juan García, como el alférez abanderado, Manuel Marín, han agradecido al Ayuntamiento su implicación en los festejos y ha recordado que el Punto Romero estará disponible en el hall del antiguo Ayuntamiento con elementos tradicionales pertenecientes a la cofradía de la Virgen de Luna.

Los actos oficiales comenzarán con el pregón de las fiestas, a cargo de Antonio García Herruzo, el viernes 14, quien previamente será recibido por el Ayuntamiento el jueves 13 haciéndole entrega del hornazo por su reconocimiento.

Por otra parte, los niños podrán disfrutar de la salida del tambor y un año más se pone en marcha la actividad creativa de dibujar la romería de la Virgen de Luna para implicarlos en las tradiciones del municipio recibiendo a cambio el tradicional bollo de aceite y chocolate con que les obsequiará el Ayuntamiento.

El sábado 15, los porteadores de la Virgen recogerán su obsequio en el Punto de Información Romero del Ayuntamiento a las 12:00. A continuación, a las 13:00, tendrá lugar la despedida del carro de la comida al mando del sargento, y un grupo de hermanos cofrades portando armas partirá desde la casa del capitán pasando por la parroquia de Santa Catalina y desde allí saldrán hacia el santuario. La despedida del carro estará amenizada por una actuación del coro romero en la calle Real, a las 13:30.

Durante toda la jornada del sábado tendrá lugar la VI Muestra Gastronómica tradicional de la Virgen de Luna con platos típicos de la localidad y, como punto final, el grupo Los amigos del pueblo presentarán sus obras musicales reeditadas en un concierto en la Casa del Pozo Viejo a las 20:30.

El domingo 16 de febrero será el día grande en la ermita de La Jara para la romería de traída de la Virgen que saldrá desde el santuario a las 15:00 y cuya llegada al arroyo hondo está prevista para las 18:30, y una hora después, a Santa Catalina, donde será recibida con función de fuegos artificiales en la plaza.

Exposición de fotografías antiguas

Una de las novedades del Ayuntamiento, desde la concejalía de Patrimonio Histórico, será la presencia en el santuario de La Jara de una exposición de fotografías antiguas de la romería de la Virgen de Luna en formato lienzo acompañadas de una breve descripción y el año correspondiente de cada una de ellas.

El concejal de Patrimonio Histórico, Alberto Villarejo, ha puesto de manifiesto que el objetivo de esta pequeña exposición es acercar a la ciudadanía estas imágenes que revelan el paso del tiempo, la historia y el reflejo de las tradiciones a través de los años tomando como eje principal un punto de encuentro entre los vecinos como es la romería de la patrona de Pozoblanco.

Esta exposición de fotografías estará distribuida en los pilares que rodean la reja de la ermita y podrá disfrutarse durante todo el día de la romería así como los días previos y posteriores.

Por otra parte, el viernes 14 por la mañana, desde la concejalía de Mayores se ha organizado una actividad en la que, según ha informado la concejala, Anastasia Calero, participarán más de 200 personas mayores del municipio que realizarán una visita al santuario donde celebrarán una misa amenizada por el Coro Romero Voces de la Sierra y se les hará entrega del hornazo típico de la localidad. La concejala ha detallado que con esta actividad se pretende promover el envejecimiento activo, dinámico y saludable.

Los romeros podrán disfrutar de una visita digital guiada del camino

Diario Córdoba- Mari Luna Castro

Los pozoalbenses se encuentran ya inmersos en la preparación de la romería que llevará este próximo domingo, 16 de febrero, del santuario de la Jara a Pozoblanco a su patrona, la Virgen de Luna. Mañana jueves comenzará la tradicional salida del tambor que hasta el sábado va a ir anunciando la llegada de la fiesta mariana por las calles de Pozoblanco, acompañado por numerosos niños que bailarán el tradicional baile, con la espalada en el suelo y moviendo piernas y brazos, ante la puerta de los hermanos cofrades para recibir las esperadas golosinas. Además, un año más, se pone en marcha la actividad creativa de dibujar la romería de la Virgen de Luna para implicarlos en las tradiciones del municipio, recibiendo a cambio el tradicional bollo de aceite y chocolate con que les obsequiará el Ayuntamiento.

Ante los prolegómenos de la fiesta, ayer, el alcalde, Santiago Cabello, acompañado por el concejal de Festejos y Turismo, Eduardo Lucena, y el capitán de la cofradía mariana, presentaron el programa de actos de la romería. Este año, la celebración trae varias novedades, entre ellas las que apreciarán aquellas personas que decidan ir andando hacia la ermita, ya que podrán disfrutar de una visita digital guiada a través de lector QR instalado en el móvil que irá informando de los puntos clave del camino que vayan recorriendo. Además, en el santuario de La Jara se instalará una exposición de fotografías antiguas de la romería en formato lienzo acompañadas de una breve descripción y el año correspondiente de cada una de ellas. También por primera vez, en este caso en la mañana del viernes 14 el Ayuntamiento ha organizado una visita al santuario destinada a mayores para la que ya se han inscrito más de 200 personas.
PUBLICIDAD



NOTICIAS RELACIONADAS
El grupo presenta el sábado sus temas remasterizados
ADORNO DE CALLES / Durante la presentación también se anunció que este año se va a potenciar el adorno de las calles al paso de la patrona, tanto el lunes, 17 de febrero, festivo en Pozoblanco, como durante los traslados por las parroquias del municipio, coincidiendo con la despedida de la Virgen en el mes de mayo. Las calles mejor engalanadas recibirán un garladón. Los actos oficiales comenzarán con el pregón de las fiestas a cargo de Antonio García Herruzo, este viernes 14, que previamente será recibido por el Ayuntamiento el jueves 13, haciéndole entrega del hornazo por su reconocimiento. El sábado 15, los porteadores de la Virgen recogerán su obsequio en el Punto de Información Romero del Ayuntamiento a las 12.00 horas. A continuación, a las 13.00 horas, tendrá lugar la despedida del carro de la comida al mando del Sargento, y un grupo de hermanos cofrades portando armas partirán de casa del capitán pasando por la parroquia de Santa Catalina y desde allí saldrán hacia el santuario. La despedida del carro estará amenizada por una actuación del coro romero en la calle Real a las 13.30 horas.

Durante toda la jornada del sábado tendrá lugar la sexta Muestra Gastronómica tradicional de la Virgen de Luna, con platos típicos de la localidad

El domingo 16 de febrero será el día grande en la ermita de La Jara, este año se ha batido record en el número de carrozas que acudirán al santuario, con un total de 76 vehículos que tendrán su lugar asignado en el santuario de La Jara y que recibirán una cesta de productos gastronómicos típicos de la zona.

La Virgen saldrá para Pozoblanco sobre las tres y media de la tarde. Este año, las obras en la calle Fernández Franco obligarán a la comitiva a variar el recorrido a su entrda en Pozoblanco y pasar por la calle Herradores hacia la calle Feria para después pasar por Cronista Sepúlveda y afrontar ya el recorrido tradicional hacia la iglesia de Santa Catalina.

Entrevista al pregonero

Hoy al Día.

Para todo pregonero hay un punto de partida, una llamada. Bien es cierto que esa llamada se sustenta en un bagaje que consigue poner de acuerdo a un colectivo sobre los méritos de una personalidad para erigirse en la voz de una colectividad aún mayor. Este año, la llamada reservada al capitán de la Cofradía de la Virgen de Luna, Juan García, tenía un destinatario, Antonio García Herruzo, y la misma misión, encomendarle el ser pregonero de la Romería de la Virgen de Luna.

“Ha sido uno de los momentos más fuertes de mi vida”, explica el pregonero cuando se le pregunta por ese momento. Aparecen entonces palabras que suelen ser comunes, alegría, incertidumbre, responsabilidad, pero se impuso la emoción porque con “la voz algo entrecortada” Antonio García Herruzo aceptó el que para él es un “alto honor y una enorme responsabilidad”. Por delante un deseo, estar a la altura, y muchas historias que el pregonero encuadra en la Historia de la Virgen de Luna. No es difícil adivinar que la historia será parte incuestionable de un pregón que tiene una dedicatoria clara. “A mis recordados y amadísimos padres, Domingo e Isabel, porque me legaron como preciosa herencia el tesoro de la fe y el amor por Pozoblanco, mi pueblo, y por todos los pozoalbenses y sus ancestrales costumbres”.

Pregunta: ¿Qué significa para usted ser pregonero de la Virgen de Luna?

Respuesta: Ser pregonero de la Virgen de Luna, de una Romería centenaria, es una oportunidad única para todo pozoalbense que se precie de serlo. Para todo tarugo es un grandísimo honor y una alta distinción que espero merecer. Con el corazón en la mano confieso, con toda sinceridad, que siempre esperé esta electrizante experiencia, pero a la par es un maravilloso ensueño hecho realidad, un hito más en mi vida felizmente alcanzado a mis setenta años de vida.

P: Me dice que esperaba esta designación.

R: Sí, pero como pozoalbense al que han distinguido con algo, para mí es un acto de reconocimiento como tarugo. Que me hayan encargado este pregón es una alta distinción porque yo amo muchísimo Pozoblanco, me escucharán decir mucho nuestro Pozoblanco, porque mi sentir es con los demás. Tenemos que hacer una comunidad de afectos hacia Pozoblanco porque saldrá hacia delante como pueblo si todos empujamos hacia la misma dirección.

P: ¿Qué le une a la Cofradía de la Virgen de Luna?

R: Como es sabido toda mi obra versa sobre la riquísima historia, a veces olvidada y otras veces mal contada, de Pozoblanco, de nuestro Pozoblanco. Esta centenaria leyenda de la aparición de la Reina de la Jara siempre ha suscitado en mí mucho interés, devoción y cariño porque entramos en el corazón y el alma de la más antigua, ancestral y arraigada vivencia religiosa de todos los pozoalbenses. Es el corazón mismo de la idiosincrasia pozoalbense, no se puede estudiar la idiosincrasia pozoalbense sin contar como capítulo principal la Romería de la Virgen de Luna donde se unen tradición, historia y leyenda, una serie de parámetros que nos definen como tarugos singulares.

A la cofradía me une la admiración y una eterna gratitud porque al cabo de los siglos sigue siendo la conservadora del fuego sagrado que conserva, aviva y purifica la fe y la devoción de todo un pueblo y a la par una celebración que es ritual de nuestra sin igual vivencia mariana. Estamos ante una Romería, además, que va floreciendo año tras año en la intimidad del espíritu pozoalbense.

P: ¿Qué vivencias personales tiene de esa Romería?

R: Hablaré de ellas en el pregón, pero son las vivencias de gente de la década de los 50, yo nací en 1949, y son vivencias entrañables, son familiares, tocan la fibra más sensible porque son vivencias con los abuelos, la madre, el hornazo, el arroyo hondo, la llegada a la ermita, detalles como el tocar de la campana, las explosiones de las escopetas. Es decir, hay un cúmulo de sentimientos que afecta a todos los sentidos, es un espectáculo visual el ondear de la bandera, la Virgen subiendo y bajando con los braceros. Pero también se da un espectáculo para el olfato con esas comidas que se consumen en el santuario y con la pólvora, por supuesto, recuerdo que de niño el olor a pólvora tenía un atractivo enorme; el gusto con los famosos hornazos. Es una explosión de todos los sentidos. Mi semblanza que hago de la Virgen de Luna es una llamada a la emotividad, y en la salsa de esa emotividad pongo leyenda, historia, tradiciones, costumbres y, sobre todo, la fe, una fe entrañable de los pozoalbenses hacia la Virgen que se remonta ya 800 años cuando el rey Fernando III El Santo entra aquí en 1236 con sus franciscanos y se dedican a evangelizar este valle.

P: Habla de un espectáculo que afecta a todos los sentidos, ¿ha variado la forma de percibir esas sensaciones?

R: Ha cambiado y mucho, lo diré en el pregón con cierto atisbo de tristeza, ya no están los mismos olores o los mismos sonidos. Ya no se ven bailar los corros en la explanada, ni se escuchan los cánticos de corros que eran preciosos y bellísimos, solidarios y empáticos; en los corros reinaba la empatía, todos los que nos dábamos la mano nos dábamos algo más, había algo electrizante que nos encadenaba a todos. Cambia la música, el espectáculo visual cuando ves las tiendas con juguetes, esas discotecas, sin querer arremeter contra nadie, pero creo que ciertas cosas no vienen a cuento en una romería. La Romería, lo digo fuerte, alto y claro en el pregón, está deshumanizada, está en la órbita del progreso, pero nuestras raíces, nuestra semblanza pedrocheña la vamos perdiendo poco a poco. Ves sevillanas en lugar de jotas, somos una cultura invadida, es una Romería venida a menos donde el progreso va avanzando, pero la tradición ancestral se va perdiendo.



La entrevista prosigue y de esas vivencias personales de su niñez se pasa al trabajo que ha marcado toda su vida. Antonio García Herruzo se declara un “enamorado de mi tierra, cuando hablo de mi tierra me refiero a Los Pedroches. Conozco la comarca profundamente porque todo mi trabajo ha sido de investigación de nuestras tradiciones, costumbres. Todo mi bagaje cultural está dedicado a la investigación, a la investigación documentada porque debo de poner mi queja de que hay algunas tradiciones o costumbres que han sido alteradas. Esto es como una mentira que se cuenta muchas veces y en muchas ocasiones las tradiciones han perdido su ser porque se han desvirtuado”.

Ese bagaje le hace ser al pregonero autor de varios libros y le sitúa en la complejidad que entraña dejar aparcada esa forma de escribir para afrontar otra, la de escribir un pregón. “Hacer un pregón para tanta gente y tan variopinta tiene una solución muy fácil, utilizar un lenguaje que todo el mundo entiende que es el de los sentimientos”, apunta y avanza detallando que “la dinámica del pregón tiene mucho de empatía con el oyente, cuando escribo un libro hablo en primera persona, pero la dinámica de un pregón busca empatizar con el oyente, te pones en su lugar y estableces cierta química”.

Esa conexión la intentará establecer a través de la Virgen de Luna, incuestionablemente, pero también de otros elementos como ese cariño hacia Pozoblanco o la Historia, que tratándose de García Herruzo no podría faltar, sería renunciar a parte de sí mismo. “No puedo hacer en un pregón una cátedra de Historia, la voy a dar a modo de pantallazo, pero sí voy a contar ciertas cuestiones porque, por ejemplo, pasamos por el Pozo de San Diego que tiene su propia historia que hay que conocer o de cómo el camino de la Virgen de Luna fue cordel de la Mesta”. No quiere abusar de esta disciplina, pero tiene claro que lo que “sí quiero hacer es dejar como leyenda lo que es leyenda”.

P: Me hablaba antes de esta entrevista de la importancia de los lugares

R: Es que no se pueden obviar los lugares porque van parejos a la romería, quién es capaz de desvincular la Virgen del Rocío con el propio Rocío, con las marismas, con el polvo del camino. Pues lo que yo hago es que esos lugares los voy documentando, la Pisá del moro, la Venta Caída, el Pozo de la media Legua, esos lugares hay que mencionarlos porque esos lugares tienen una gran historia.

P: ¿Qué historia de la Virgen de Luna le queda por escribir?

R: El tema de los pleitos es un tema que no he querido ahondar mucho porque hubo un escritor, Juan Ocaña, que en El Cronista del Valle lo pasa muy someramente, nadie tira piedras a su tejado. Tengo para hacer un libro de 300-400 páginas de los pleitos con Villanueva de Córdoba, se gastan en dinero lo que no tenían y hay hasta una queja. Ese es el libro que me falta por escribir, por supuesto, todo ello documentado porque los documentos están ahí. Todo se resuelve en 1683.

P: ¿Y cree que todo esto está salvaguardado, seguro en su transmisión?

R: No se conoce y no hay interés, ese es el problema y lo que a mí me duele. Me duele profundamente que se reste importancia a estas cosas, es lo que critico yo a estos tiempos nuevos, la gente no se preocupa en preguntar el porqué de las cosas. Ha fallado algo, o que no hemos sabido explicarlo o que no han sabido escuchar. Me duele que haya cierta frivolidad, pero es que vuelve a decir que en la Romería está la idiosincrasia de la comarca, la fe, la tradición y la historia.

Antonio García Herruzo entonará su pregón el viernes 14 de febrero, día en el que inscribirá su nombre al lado de otros treinta y dos pregoneros y pregoneras, los que les precedieron en esta tarea. Su vinculación a la Virgen de Luna, más allá de su estricta relación personal, continuará porque espera que en 2020 vea la luz un libro donde se unirán las plumas del propio García Herruzo, Juan Bosco Castilla, Juan Bautista Carpio, José Luis González y el que fuera cronista de Pozoblanco Manuel Moreno.

Pozoblanco se despidió de la Virgen de Luna

Hoy al día. Julia López

Pozoblanco se despidió en la jornada de ayer domingo de su patrona, la Virgen de Luna, a la que después de cuatro meses en la localidad trasladó hasta el Santuario de La Jara para que hoy sea la Cofradía de Villanueva de Córdoba quien celebre su romería y traslade a la imagen hasta el municipio jarote. La romería de llevada del domingo de Pentecostés estuvo marcada por la inestabilidad meteorológica, aunque eso no impidió que fueran muchos los ciudadanos que acudieran a despedirse de su patrona demostrando una vez más la fe que se le tiene a la Virgen de Luna.

El día comenzó muy pronto para los hermanos de la Cofradía pozoalbense, que vivieron un momento emocionante cuando en el interior de la parroquia de Santa Catalina se produjo el relevo en el puesto de cabo de retaguardia. Rafal Moisés Sánchez dijo adiós a un cargo que ha venido ejerciendo en los últimos veinticinco años y que a partir de ahora queda en manos de Rafael Sánchez Ruiz tras la votación realizada entre los cofrades. Un relevo cargado de emotividad y que provocó las primeras lágrimas de la jornada. Después, las campanas de Santa Catalina empezaron a repicar y la Virgen de Luna salió a las calles pozoalbenses por última vez.

Acompañada por centenares de personas, hubo paradas obligatorias como la que se realizó a las puertas del Ayuntamiento para retirarle el bastón de alcaldesa perpetua. Luego la comitiva siguió, entre la amenaza de lluvia y oliendo a la pólvora de las descargas, hasta llegar al Arroyo Hondo donde empieza y termina todo cada año. Allí, se le retiraron a la imagen las llaves de los Sagrarios de Pozoblanco y Villanueva de Córdoba, y la Virgen de Luna porteada a hombros comenzó el camino de vuelta a su Santuario.

Un camino de catorce kilómetros donde hubo que lidiar con el tiempo pero que puso una vez más de manifiesto el cariño de los pozoalbenses por su patrona. La eucaristía en honor de la Virgen de Luna y la comida de la cofradía en la casa de la Hermandad pusieron el colofón a unas tradiciones que se cerraron con la despedida de una patrona que hoy será recogida por su otro pueblo, el de Villanueva de Córdoba. Y es que la Virgen de Luna sigue siendo compartida por estas dos localidades de Los Pedroches que año tras año cumplen fielmente sus tradiciones y rituales.

anterior
1...45678...18
siguiente